Expediente Ecológico

“El Niño” puede despertar en las próximas semanas

Compartir
Anomalías promedio en la temperatura de la superficie del mar, a finales de agosto de 2012 (Foto: Especial)

De acuerdo a expertos de la Organización Meteorológica Mundial y particularmente del Servicio Meteorológico Nacional, el fenómeno de El Niño presenta por el momento una fase neutra, situación que podría cambiar en las próximas semanas. Si bien es cierto que El Niño hoy está dormido, su despertar puede ser muy intenso y con ello provocar un clima muy cruel y estricto, sobre todo hacia la porción NorOeste de nuestro país.

¿Por qué resulta de interés para nosotros los que habitamos la mesa central y sobre todo para los guanajuatenses? Bueno, sin duda para nosotros es importante debido a que cuando los efectos de El Niño se fortalecen, la primera región en sufrir efectos intensos es la mesa central en su porción occidental, para posteriormente trasladarse a tierras guanajuatenses.

El Niño tiene en nuestra región una intima relación con los frentes fríos, que al interaccionar con el flujo de aire húmedo proveniente del Pacifico se fortalece, provocando lluvia, lluvia helada y la muy alta probabilidad de nevadas en zonas altas y serranía estatal., además de escarcha en intensas heladas blancas, que a diferencia de las heladas negras, éstas no son dañinas para el campo.

Bueno, pues a esperar el final del otoño e inicio del invierno, que es cuando pueden presentarse los efectos de un Niño intenso que presenta una marcada diferencia en sus efectos con respecto a La Niña. Por lo tanto se deben tomar las medidas preventivas, tanto las autoridades como los ciudadanos, que al final somos los afectados de forma directa.

Próximamente hablaremos de La Niña, que como ustedes entenderán es un poco más complicado.

*

Nativo de Guanajuato, se inició en la meteorología a la edad de 17 años con Luis Miguel Campos Castillo. Trabajó con el Ing. Miguel Izaguirre Mendoza responsable de la meteorologia, sismologia y astronomía de la UG. Fue jefe del observatorio ante la ahora desaparecida SARH. Su formación la adquirió con el Servicio Meteorológico Nacional y dentro del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua con sede en el estado de Morelos. Ingresó a la CONAGUA en 1991 y hasta el 2007 como instructor y jefe del Observatorio Meteorológico de Guanajuato. Forma parte del personal de la UG desde 1982.