Recordarán en la Capilla Alfonsina lazo intelectual y amistoso entre Octavio Paz y Alfonso Reyes

Compartir
  • En el recinto del Inbal se ofrecerá una conferencia que abordará la relación entre dos figuras fundamentales para las letras y la cultura mexicana contemporánea
     
  • Alberto Enríquez Perea, especialista en la obra de Reyes, impartirá la conferencia el 22 de septiembre a las 19:00 horas

CDMX.- La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL), y la Capilla Alfonsina, evocarán la relación intelectual, literaria y amistosa entre dos escritores trascendentales en el panorama cultural y literario de México con la conferencia Un reflejo luminoso de la amistad entre Alfonso Reyes y Octavio Paz, este jueves 22 de septiembre a las 19:00 horas.

Evocarán la relación intelectual, literaria y amistosa entre dos escritores trascendentales en el panorama cultural y literario de México con la conferencia Un reflejo luminoso de la amistad entre Alfonso Reyes y Octavio Paz.

De acuerdo al comunicado de prensa, Alberto Enríquez Perea, escritor e investigador de la obra de Alfonso Reyes, compartirá en la casa museo que alberga parte de la herencia cultural del poeta y humanista regiomontano un análisis de la relación que el autor de Visión de Anáhuac (1917) sostuvo con el Premio Nobel de Literatura (1990), Octavio Paz. El director de la Capilla Alfonsina, Javier Garciadiego, presentará la actividad que se realizará en el marco de la estrategia #VolverAVerte.

En palabras de Enríquez Perea, Alfonso Reyes encaminó la obra literaria de Paz. Bajo esta premisa, el doctor en Historia por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) ahondará, a partir de un análisis del intercambio epistolar que sostuvieron ambos autores entre 1931 y 1959, en el vínculo personal e intelectual que construyeron, así como la influencia que Reyes tuvo en la producción literaria del autor de El laberinto de la soledad (1950) y Libertad bajo palabra (1960).

El especialista y autor de libros como Alfonso Reyes y la inteligencia michoacana. Hacia la universalidad de la ciencia y la cultura mexicanas (1908-1959) y Contribuciones a la historia de España y México. Correspondencia entre Alfonso Reyes y Agustín Millares Cario. 1919-1958 (2005) expondrá, de este modo, el cruce de ideas entre dos escritores que determinaron la literatura mexicana del siglo XX, del cual dan fe las cartas resguardadas en el recinto que, hasta el día de su muerte, fuera hogar del Regiomontano universal en la Ciudad de México.

Alfonso Reyes es uno de los pensadores indiscutibles dentro de la cultura en México. Nació en Monterrey, Nuevo León, el 17 de mayo de 1889, y murió en la Ciudad de México, el 27 de diciembre de 1959. Además de poeta, ensayista, narrador y dramaturgo, fue diplomático en países como Francia, España, Argentina y Brasil. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y conformó junto con Antonio Caso, José Vasconcelos y Pedro Henríquez Ureña, el movimiento cultural conocido como el Ateneo de la Juventud.

Fue galardonado en 1945 con el Premio Nacional de Literatura, y además fue miembro fundador de El Colegio de México y de El Colegio Nacional. Recibió el doctorado honoris causa por parte de las universidades de Nuevo León, California, New Orleans, Harvard, Princeton, París, La Habana y la UNAM. Dirigió también la Academia Mexicana de la Lengua, cargo que ostentó hasta el día de su muerte. 

En tanto, Octavio Paz es hasta ahora el único escritor mexicano galardonado por la Academia Sueca con el Premio Nobel de Literatura, gracias a la profundidad de su obra escrita que comprende poesía y ensayo, principalmente. Por ello es uno de los grandes referentes para la literatura mexicana e hispanoamericana del siglo XX.

Nació el 31 de marzo de 1914 y falleció el 19 de abril de 1998, en la Ciudad de México. Estudió en las facultades de Derecho y de Filosofía y Letras de la UNAM. Fue también diplomático en países como India y Francia, así como miembro de El Colegio Nacional, la Academia Mexicana de la Lengua, la American Academy of Arts and Letters y la Real Academia de Bélgica.

Acogió el doctorado honoris causa por parte de las universidades de Boston, Harvard, Murcia, Texas, New York, Roma y la UNAM. Asimismo, recibió el Premio Xavier Villaurrutia 1956, el Premio Miguel de Cervantes 1981, el Premio Internacional Alfonso Reyes 1986 y el Premio Príncipe de Asturias 1993, entre otros.

Alberto Enríquez Perea es originario de Izúcar de Matamoros, Puebla (11 de agosto, 1954). Realizó estudios de licenciatura y maestría en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Es doctor en América Latina Contemporánea por el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset / Universidad Complutense de Madrid. España; y doctor en Historia por el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Ha sido asesor de la colección Capilla Alfonsina que dirigió el escritor Carlos Fuentes, y responsable de las ediciones de las Obras de Jesús Silva Herzog y Alfonso García Robles, respectivamente.

Entre sus libros enfocados al legado de Alfonso Reyes se encuentran Ayuda a los republicanos españoles. correspondencia entre Alfonso Reyes y José Puche. 1939-1940 (2004); Contribuciones a la historia de España y México. Correspondencia entre Alfonso Reyes y Agustín Millares Cario. 1919-1958 (2005); Humanismo y literatura. Correspondencia entre Alfonso Reyes y Gabriel y Alfonso Méndez Plancarte. 1937-1954 (2006); Lejanía capturada. Reyes y Cardona Peña. Correspondencia, 1944-1958 (2011); Alfonso Reyes y los transterrados (2009), Alfonso Reyes en la Memoria de El Colegio Nacional (1946-1966) (2009) y Alfonso Reyes en los albores del Estado nuevo brasileño (1930-1936) (2009), publicados por el Colegio Nacional.

La conferencia Un reflejo luminoso de la amistad entre Alfonso Reyes y Octavio Paz se llevará a cabo este jueves 22 de septiembre, a las 19:00 horas, en Capilla Alfonsina, ubicada en la calle Benjamín Hill 122, colonia Condesa, alcaldía Cuauhtémoc.

La entrada es libre con un aforo máximo para 50 personas, en seguimiento a los protocolos sanitarios correspondientes dentro del recinto.