Inventario de las momias de Guanajuato presentaba inconsistencias

Compartir

Guanajuato, Gto. El director de Cultura y Educación del municipio de Guanajuato, Jesús Antonio Borja Pérez, reveló que el inventario entregado por la administración de Edgar Castro Cerrillo de las momias de Guanajuato presentaba inconsistencias.

Así lo reveló en una mesa de trabajo de la comisión de Cultura y Relaciones Internacionales, Educación, recreación y Deporte del Ayuntamiento capitalino, donde el encargado del museo de las Momias aclaró que las inconsistencias no eran en cuanto a la desaparición de cuerpos, sino que no se realizó un adecuado trabajo para el catálogo de las momias ya que se repetían número de serie o número internos, cuestiones administrativas que aseguró se pueden resolver con la actualización del inventario.

Al cuestionarlo sobre la misma actualización, después de que la ex directora del museo Paloma Robles Lacayo denunciara públicamente que no le fue entregada la información sobre el inventario actualizado, Borja sostuvo que se cuentan con las 117 momias, sin embargo, es información que todavía no se puede entregar por la unidad de transparencia ya que desde 2008 no se había realizado el trabajo, y el mismo se empezó a penas en abril de este año.

Aunado a ello, el funcionario municipal citó un documento que fue entregado el 9 de julio de 2016 por la profesora de investigaciones científicas de la dirección de Antropología Física del INAH México, María del Carmen Lerma Gómez, en el que se refiere que el actual museo de las momias del municipio de Guanajuato no es un sitio adecuado para la exhibición de la colección de cuerpos áridos.

Recordó que en la pasada administración capitalina, la ex directora del museo hizo una propuesta de adaptación del recinto, la cual consistía en una serie de remodelaciones además de construir un segundo piso de exhibición, misma que a decir del actual director el documento del Instituto Nacional de Antropología e Historia de 2016 señaló como rechazada la propuesta de ampliación porque atentaba contra el entorno histórico del panteón de Santa Paula.

Acusó que otra de las inconsistencias que realizó la ex directora Paloma Robles, es el pago de 95 mil pesos para el registro fotográfico de las momias, mismo que la empresa que lo realizó entregó como un ‘catálogo’ al cual como autoridad municipal no tienen acceso, pues los derechos del mismo se los quedó la empresa, y eso fue avalado no solo por la ex funcionaria sino también por integrantes del Ayuntamiento de ese periodo.

Otros pagos externos que se autorizaron tanto por la administración como por el Ayuntamiento de Edgar Castro fue el registro de la marca de Momias de Guanajuato, el cual anteriormente lo realizaba un despacho externo por un costo de hasta un millón 800 mil pesos, ahora por parte de la administración de Alejandro Navarro se realizó el mismo trámite y solamente costó 43 mil pesos ya que el registro lo hizo el mismo personal del museo de Momias y la dirección de Cultura y Educación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *