No son tiempos de convivencia sino de cuidarse: SSG

Compartir

Guanajuato, Gto. La reactivación económica no es para regresar a socializar y salir de sus casas, sino que es un apoyo para que los sectores empiecen a levantar sus finanzas ante la crisis de salud que se está viviendo y ha dejado grandes pérdidas en los bolsillos de todos.

Así lo expresó Luis Carlos Zúñiga, director general de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la secretaría de Salud de Guanajuato, al hablar sobre los establecimientos que han abierto estando en semáforo rojo y no han cumplido con el protocolo de salud.

Recordó que la reactivación de labores se hizo para cuatro sectores el automotriz, el campo, minería y la construcción, y otros rubros como hoteles y restaurantes se les permitió abrir para que sean apoyo a los grupos esenciales, sin embargo, del primero de junio a la fecha se han revisado 853 establecimientos de restaurantes y bares, y 100 de ellos no han cumplido con las normas sanitarias en todo el estado de Guanajuato.

Dijo que hoteles y restaurantes abrieron a un 30 por ciento de su capacidad para aminorar los golpes a su economía, y aunque no se contempla retroceder en el proceso de reactivación, si se requiere que como sociedad se tenga la conciencia de cuidarse para que pronto pueda cambiar el semáforo de color, de lo contrario los casos por contagio de Covid-19 seguirán en aumento.

Refirió entorno a los establecimientos revisados y los que no han cumplido con los protocolos de salud, que 16 de ellos fueron cerrados inmediatamente, y al restante se les dio un tiempo para que corrijan los rubros que están incumpliendo en medidas sanitarias como el tener un filtro a la entrada del lugar, contar con alcohol en gel, santa dista, el no sobre cupo, etc.

“Hay que fijar plazos y dar oportunidad de que se corrija en tiempo lo que no cumplen, sin embargo, dar ese plazo genera más desgaste en tiempo y para el personal, y sobre todo mayor exposición de riesgo a la población”.

Hizo un llamado a la población para ser vigilantes en que las recomendaciones de salud se cumplan, y como individuos cumplamos con las medidas preventivas, como no ir a establecimientos que no estén aplicando el protocolo, esto porque reconoció que han tenido bajas en el personal de salud con sus verificadores que se han contagiado en su labor, pese a estar protegidos, y eso debilita la parte de inspección que realizan y disminuye su capacidad.