Ella entró en sustitución de Torres Ramírez (Archivo)

Compartir

Ex funcionaria capitalina demandará por difamación

Carmen Pizano

Guanajuato, Gto. 16 mayo de 2011.- La ex directora de Desarrollo Social, Miriam Cabrera, se deslindó del presunto desfalco que tiene el gobierno municipal por 600 mil pesos del programa Techo Digno.

Miriam Cabrera, ex directora de Desarrollo Social del Ayuntamiento

Quien hasta enero de este año fue la titular de la Dirección de Desarrollo Social, amenazó con demandar penalmente a quien la haya inculpado por el incumplimiento del proveedor en la entrega de las láminas para el techo de 93 hogares.

Cabrera Morales afirmó que no hay desfalco, sino que sólo se trata de un incumplimiento por parte del proveedor, “un desfalco en términos jurídicos, un desfalco es faltante de recursos, y aquí no hay faltante de recurso, estoy convencida que no hay faltante de dinero”.

Además consideró que la serie de manifestaciones de otros funcionarios a través de la prensa en su contra son actos perversos en su perjuicio.

“No me queda duda que las notas informativas que se hayan generado sobre el programa y en base a mi persona son derivados de intereses perversos, insidiosos y mezquinos de personas que no podrán asimilar que haya puesto en evidencia que la pasada administración un funcionario se llevó recursos a su domicilio por cerca de 200 mil pesos”, acusó. A pesar de la insistencia de los medios para que revelara el nombre del funcionario, prefirió reservarse la identidad de la persona que presuntamente se llevó dinero del erario público.

En una rueda de prensa que ofreció en un restaurante del centro de la ciudad, la ex empleada municipal desde el pasado mes de diciembre solicitó a la unidad de adquisiciones que se procediera en contra del arquitecto Francisco Silva Torres por incumplimiento de contrato del Programa Techo Digno.

Miriam Cabrera amenazó con actuar legalmente contra quien la acuse del faltante de recursos. “En este momento estoy dispuesta a iniciar las acciones que haya que iniciar en contra de quien sea aunque sea integrante del Ayuntamiento que de manera sucia pretenda menoscabar mi trabajo; podemos iniciar una acción por difamación de honor y también un juicio político”, manifestó.

Finalmente afirmó que “no hubo negligencias de mi parte”, porque dio a conocer el incumplimiento del proveedor desde el año pasado.