Gustavo Rodríguez Junquera titular de PGDH (Foto: Archivo)

A causa de su inseguridad, otras 8 cárceles del estado deberán ser cerradas

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 29 de junio de 2011.- Debido a que no cumplen con la normativa de salvaguarda de la integridad física de los detenidos, alimentación y revisión médica, la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato, solicitó que se cierren al menos 8 cárceles municipales.

Gustavo Rodríguez Junquera, procurador del los derechos humanos en Guanajuato, mencionó que actualmente la dependencia está realizando revisiones a los separos, Centros de Readaptación Social y cárceles municipales con el fin de tener certeza de que se está garantizando la integridad física de los reclusos o, en su caso, pedir el cierre de esos espacios.

Explicó que cada cárcel debe de contar con un médico que pueda revisar a las personas detenidas, que cuenten con el servicio de agua potable, sanitarios, observar las medidas de sanidad en cuestión de alimentos, entre otros aspectos generales.

Mencionó igualmente que en los municipios de Salvatierra, San Francisco del Rincón y Yuriria, se ha consumado el cierre de las cárceles municipales, “pero aun nos quedan ocho cárceles municipales (pendientes)”.

El ombudsman guanajuatense  advirtió que en lo que resta del presente año, la Procuraduría va a seguir con una revisión exhaustiva de esos centros penitenciarios para en caso de que no cumplan con los requisitos necesarios, sean cerrados. Explicó que en los ocho casos mencionados “estas cárceles municipales no tienen la infraestructura necesaria en cuanto a seguridad de las personas”.

Puso como ejemplo la cárcel de Silao, donde tienen 5 personas internas, cuatro procesados y un sentenciado, que han logrado un amparo para no ser llevados a otros centros de reclusión. Esos detenidos “han logrado una suspensión para no ser trasladados a un Cereso, entonces es un asunto que tendrán que resolver las autoridades del Poder Judicial Federal”.

El defensor de los derechos humanos manifestó que también se han girado algunas recomendaciones para los presidentes municipales de Dolores Hidalgo y San Luis de la Paz, y propuestas generales de mejora para los alcaldes de los municipios de Cortazar y Juventino Rosas.

Por último advirtió que “en esta revisión que se hará en el 2011, seguiremos insistiendo en el cierre de las cárceles municipales y en la mejora de los separos y en que se cumplan las observaciones que se han hecho a los Ceresos del estado”.