Organizaciones civiles acusan al Ayuntamiento (Foto: Archivo)

Para el alcalde Nicéforo Guerrero hay motivos políticos detrás de la oposición a la Planta Recicladora de basura

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 02 de junio de 2011.- Al término de la confrontación verbal entre una comisión de vecinos de la comunidad de Cuevas, contrarios a la instalación de una Planta Recicladora de Basura, y el alcalde capitalino, Nicéforo Guerrero Reynoso, este último consideró que las razones del rechazo tienen origen político.

Empresa que se encargará de establecer la Planta Recicladora de Basura (Foto: Especial)

También indicó, al finalizar la reunión, que el problema de la negativa de los habitantes a la instalación de la planta se ha suscitado por la desinformación que hay al respecto y que de hecho ya se están analizando otras comunidades donde podría estar instalada.

Guerrero Reynoso dijo, en respuesta a pregunta expresa, que detrás de las manifestaciones de rechazo a la recicladora “hay una gran intención política de golpeteo hacia mi persona y hacia el Ayuntamiento, creo que quieren hacer política a la antigüita: a río revuelto ganancia de pescadores”.

Tan sólo el sábado anterior, un grupo de habitantes de la mencionada comunidad se apostó ante el presidente capitalino mientras desayunaba en un restaurante del centro histórico. Ayer, Nicéforo Guerrero, acompañado de algunos directores, miembros del Ayuntamiento y gestores de la empresa Reicodesa, misma que instalaría la planta recicladora, acudieron a la comunidad de Cuevas a tratar de explicar el proyecto, sin llegar a ningún arreglo.

Y este jueves el alcalde se reunió con una Comisión de Colonos de Cuevas para dialogar sobre el tema. Ahí comentó que no se puede frenar el desarrollo de la ciudad, porque “la solución del problema de la basura es aplicando la nueva tecnología”.

Como un segundo aspecto a considerar, el alcalde ofreció que “en el poblado de Cuevas no se establezca ninguna planta”, ya que hay por lo menos otras tres comunidades que han ofrecido sus terrenos para la instalación de la planta recicladora de basura y se estudiará la mejor posibilidad.

Asimismo precisó que los colonos se movilizaron para rechazar el proyecto porque alguien les dijo una mentira, “que era que ahí se iban a llevar los desechos y los residuos. No es cierto, se iba a poner una nave industrial para seleccionar la basura”, aseguró.

En este sentido, el alcalde lamentó la posición “grosera” que asumieron algunos de los participantes en la reunión y cuestionó la indebida participación de las personas que laboran en el Hotel Márquez de Cuevas.