Miembros de la Dirección de Seguridad Ciudadana de Guanajuato (Foto: Archivo)

Sólo 60 por ciento de policías de la capital cumple con la acreditación

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 03 de junio de 2011.- El director de Seguridad Ciudadana, Gabriel Yañez Saldaña, reveló que el 40 por ciento de los 260 oficiales de policía de la capital falta de ser evaluado, y la mayoría de los que han sido acreditados están “bajo reserva”, reveló.

Gustavo Yáñez Saldaña (Foto: Especial, Archivo)

“Ahorita estamos entre el 60 y 70 por ciento de personal acreditado, pero ya se programó la evaluación del resto del personal, con los recursos del Subsidio de Seguridad para los Municipios (Subsemun) de este año”, señaló el director.

Explicó también que las revisiones tienen que ser cada dos años, y como la anterior se realizó en el 2008, ahora los elementos tendrán que ser reevaluados, y en este año van a reexaminar a 80 personas, con lo que se tendría el cien por ciento del personal acreditado.

Gabriel Yáñez Saldaña indicó que uno de los criterios que se establecen en el protocolo de evaluación es el de la “Acreditación con reservas”, que indica que el elemento tiene algún problema de salud, como diabetes o hipertensión, por ejemplo.

“El que esté catalogado bajo reserva, no quiere decir que el elemento sea excluido o que lo haga no propio para la función, sino que hay sugerencias de supervisión médica que tienen que realizarse, en los que se le recomienda acudir con su médico o con el nutriólogo”, argumentó.

A mese respecto, los oficiales también reciben apoyo en el manejo de estrés “porque son cuestiones que hay que atender en la esfera humana; nosotros como corporación tenemos que darle seguimiento, para que tengan una mejor calidad de vida y desempeñen mejor su función”, añadió.

Asimismo mencionó que el porcentaje de los elementos de la policía municipal que fueron aprobados en los exámenes de Control y Confianza que están en la situación “bajo reserva” asciende al 70 por ciento de los aprobados.

Esos hechos forman un criterio y un reflejo de aspectos que se tienen que mejorar con la implementación de cursos de capacitación y de atención que deben de tener los elementos, para ofrecer mejor el servicio, concluyó.