Foto. internet

Reprueban gasto de funcionarios del Tribunal Electoral

Compartir

Carmen Pizano

Guanajuato, Gto. 31 de agosto de 2011.- Diputados priistas votaron en contra del gasto que hicieron magistrados y funcionarios del Tribunal Electoral del estado, quienes utilizaron 180 mil pesos en hoteles y restaurantes de Guanajuato durante la última jornada electoral y que justificaron como viáticos.

Alicia Muñoz Olivares, diputada priísta

Alicia Muñoz Olivares, integrante de la Comisión de Hacienda, reprobó que 17 funcionarios del Tribunal Electoral hayan gastado casi 200 mil pesos en hoteles y restaurantes cuando ni siquiera salieron de Guanajuato.

La legisladora priista comentó que de acuerdo a la Ley un gasto por viáticos es cuando salen de su lugar de trabajo para cumplir con sus labores, pero en este caso, los funcionarios nunca abandonaron Guanajuato, pero sí gastaron el dinero en noches de hotel y alimentos.

Señaló que el voto en contra del dictamen que envió el Órgano de Fiscalización Superior fue porque solaparon el gasto de los magistrados y funcionarios del Tribunal Electoral, cuando de acuerdo a la Ley debieron pagar el dinero porque no se puede decir que usan recursos públicos en viáticos cuando no salen de la ciudad.

“De acuerdo a la Ley viaticar es que salgan del lugar donde prestan el servicio y resulta que el viatico lo están erogando en el mismo lugar donde trabajan y por eso consideramos que rompe con el carácter de viatico… este dictamen ya venía con responsabilidad de que se devolvieran los recursos por parte de los funcionarios que lo disfrutaron, pero no fue así”, expuso.

Además también mostraron su rechazo por la dispensa que se hizo al Ejecutivo del estado que pagó del dinero público el seguro de caución que deben absorber los funcionarios que manejan recursos.

El seguro de caución es un aval que tiene que pagar todo servidor que tiene bajo su responsabilidad el manejo del dinero público como garantía de que el recurso estará en las arcas del gobierno estatal, sin embargo el seguro no salió del bolsillo de funcionarios como el Secretario de Finanzas y Administración, Gustavo Adolfo González, sino del mismo dinero público.

“El Secretario de Finanzas pagó con dinero público los seguros de caución que por Ley deben pagar todos los funcionarios que manejen dinero público para garantizar su buen funcionamiento, en ese sentido el Órgano disculpa al Secretario de Finanzas diciendo que normalmente se hace esto y por consecuencia no se le finca ninguna responsabilidad”.

A pesar de la negativa, por mayoría el Congreso del Estado aprobó los dictámenes que envió la comisión de Hacienda.