Captación de agua en Guanajuato

Compartir

Hoy los guanajuatenses requerimos de importantes volúmenes de agua para satisfacer nuestras crecientes necesidades. Las presas La Esperanza, La Soledad y Mata son los vasos superficiales que nos dotan del vital líquido, ante la limitación de sus vasos provocada por el gran azolve que hoy tienen.

Vale la pena considerar la posibilidad de retener más agua sin poner en riesgo a la población. En el caso de la presa de Mata y un posible aumento en la cortina, ésta tiene una serie de ventajas y algunas desventajas.

Las ventajas son considerables al ubicarse en una zona geológica de gran estabilidad y de poco ruido (este término se refiere a la edad geológica de la zona), la elevación en la que se localiza permite ser de una gran ventaja para dar agua por gravedad y al ser una región sobre todo rocosa, permite una conservación del agua bastante adecuada y una pérdida de agua por radiación y viento bastante limitada al ser una zona ligeramente más fría debido a la altitud.

Por lo tanto considerar una elevación de la cortina podría ser una gran solución ante la necesidad del agua que requerimos, quizá uno de los inconvenientes es la explotación minera en el área que pueden eventualmente provocar alguna fisura que hasta la fecha no ha ocurrido. El riesgo existe y se ve como uno de los factores más preocupantes. Otro riesgo es el de las avenidas que se dieran hacia el río de Pastita en un año por arriba de lo normal en cuanto a la lluvia que habitualmente se registra provocado daños aguas abajo.

En fin, esta posibilidad es una de tantas que nos pueden ayudar en épocas de sequía como la ha sido este año.

*

Nativo de Guanajuato, se inició en la meteorología a la edad de 17 años con Luis Miguel Campos Castillo. Trabajó con el Ing. Miguel Izaguirre Mendoza responsable de la meteorologia, sismologia y astronomía de la UG. Fue jefe del observatorio ante la ahora desaparecida SARH. Su formación la adquirió con el Servicio Meteorológico Nacional y dentro del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua con sede en el estado de Morelos. Ingresó a la CONAGUA en 1991 y hasta el 2007 como instructor y jefe del Observatorio Meteorológico de Guanajuato. Forma parte del personal de la UG desde 1982.