Un breve respiro

Compartir

Disfrutamos de una semana de gracia proselitista, de respiro ante el ahogo electoral en que nos han tenido inmersos a los guanajuatenses los cuatro jinetes del apocalipsis blanquiazul, los cuatro aspirantes del Partido Acción Nacional a la candidatura a gobernador: Ricardo Torres Origel, Miguel Márquez Márquez, José Ángel Córdova Villalobos y Gerardo Mosqueda Martínez.

Este intermedio entre un acto y otro (la pre-precampaña y la precampaña, ambas antes de lo que será la campaña formal, legalmente válida y oficial) es atribuible a la obra y gracia de la dirigencia estatal del PAN que encabeza el también diputado local y además presidente de la Junta de gobierno y Coordinación Política del Congreso, Gerardo Trujillo Flores, y de la Comisión de Elecciones de ese partido que en la entidad preside quien es al mismo tiempo el director del Instituto de Cultura del Estado, Juan Alcocer Flores

Por cierto, siempre me ha parecido harto difícil la doble labor de aquéllos que están realizando tareas como servidores públicos del estado, la federación o los municipios, y a la par cumplen con otras tareas como las del partido al que pertenecen.

El don de la ubicuidad palidece ante este juego de conveniencias.

Luego de un agitado registro en el que tres de los aspirantes dejaron en claro que se sienten competir en desventaja con un aspirante oficial, con el candidato del gobernador (tengo la certeza de que hay más de un candidato oficial, que no tiene que ser el señalado por el Ejecutivo del estado), las instancias del partido responsables de la conducción del proceso interno solicitaron a los cuatro jinetes que se abstuvieran de efectuar actividades públicas y proselitismo hasta después del 17, cuando se formalice el reconocimiento a los aspirantes que hayan quedado debidamente registrados.

Los días de este respiro se nos irán como agua. Serán breves, escasos, mínimos. Casi tanto como el salario mínimo que en la región C, donde ubican a Guanajuato —sin que hasta ahora sepamos de alguna iniciativa del gobernador en turno para gestionar un cambio a los rangos superiores— subió de 56.70 pesos diarios a 59.08. Dos pesos con treinta y ocho centavos, pues.

Así de ínfimo el interludio de los aspirantes panistas que hacen campaña desde hace bastante, buen rato. Córdova desde la Secretaría de Salud; Torres Origel desde el Senado; Miguel Márquez desde la Secretaría de Desarrollo Social y Humano y Mosqueda desde el Yunque —aunque afianzó su aspiración desde la Secretaría de Gobierno, aunque diga lo contrario—.

La invasión proselitista y mercadológica viene de ellos… Ni modo que nuestros lectores se sientan igual de abrumados por la movilización que en el PRI o en el PRD desataron ya los aspirantes a gobernador. Aguas un poco inquietas en el tricolor, marea en calma en el partido del sol azteca. Y párele de contar.

Aproveche. Lea. Descanse. Lea. Escuche música. Lea. Pasee por la ciudad, vea a los amigos. Vacacione. Lea.

A partir de que sean precandidatos reconocidos y oficiales, y hasta los últimos días de junio del 2012, ya no habrá paz. Guanajuato y México estarán inundados; los mexicanos estaremos ahogados en banderitas, discursos, pancartas, matracas, discursos, gorras, mandiles, discursos, camisetas, discursos… promesas, compromisos, pactos, anuncios, ofertas.

Todo lo que guste, mande y quiera escuchar el votante.

Sólo hay que pensar bien si se quiere seguir escuchando lo mismo… y terminar en lo mismo. Con el que quiera, salvo muy honrosas excepciones, que las hay.

Aproveche. Piense.

Y lea.

*

Verónica Espinosa es periodista. Ha desarrollado una importante trayectoria en medios impresos y electrónicos de la región desde hace ya varios lustros. Actualmente es corresponsal del semanario Proceso en el estado. Con más de una década de emisiones radiofónicas a sus espaldas, Candil de la Calle, prestigiada columna de opinión, análisis y crítica política ahora llega cada miércoles a través de igeteo.mx por escrito, para descubrir la desnudez de la política y la observación acerada sobre la cosa pública.