Un nuevo niño tiene la Madre Tierra

Compartir

Cuando solo se consideraba que la Tierra tenía dos hijos, La Niña y El Niño, ahora resulta que surge uno nuevo o tal vez muy relacionado con el varón ya existente. Este nuevo niño tiene por nombre el Niño Modoki, del vocablo japonés “similar pero diferente”.

De acuerdo a estudios que han llevado a cabo investigadores climatólogos del Instituto Tecnológico de Georgia en los Estados Unidos de América desde 2009, los patrones de comportamiento en este nuevo Niño presentan algunos comportamientos diferentes y zonas de actividad que no corresponden ya sea a las áreas de actividad de La Niña o de El Niño.

La Tierra como un ente tremendamente vivo presenta algunas actividades inusuales y que son motivo de un intenso análisis, por ejemplo al Niño que ahora se comienza a interpretar en sus puntos de juego se marcan por mostrar una fuerte actividad en el Pacífico sur, solo que a diferencia del Niño un poco más conocido, éste se origina en la región central y no en la zona oriental como se conoce.

Sin duda lo que preocupa no es la repentina presencia de un nuevo niño, ahora hay que interpretar todo lo nuevo que pueda dejar y los patrones de tiempo que se alterarán, si bien es cierto se conoce un poco más del Niño y la Niña, en este caso lo que hasta el momento se ha podido determinar es que al activarse el centro del Pacifico en su porción sur, las costas de Centro América y el golfo de México sufrirán efectos de un mayor número de huracanes y con ello muy probablemente más lluvias en la región central de nuestro país México.

En fin, este es un Niño que por su reciente aparición o al menos apenas con algunos años de conocerlo, casi tres, se puede decir que no se le conocen bien sus maldades o bien las bondades que pueda dejar a los que habitamos este maltrecho planeta que tanto no esforzamos por destruir.

*

Nativo de Guanajuato, se inició en la meteorología a la edad de 17 años con Luis Miguel Campos Castillo. Trabajó con el Ing. Miguel Izaguirre Mendoza responsable de la meteorologia, sismologia y astronomía de la UG. Fue jefe del observatorio ante la ahora desaparecida SARH. Su formación la adquirió con el Servicio Meteorológico Nacional y dentro del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua con sede en el estado de Morelos. Ingresó a la CONAGUA en 1991 y hasta el 2007 como instructor y jefe del Observatorio Meteorológico de Guanajuato. Forma parte del personal de la UG desde 1982.