Grandes obras del pasado

Compartir
Presa de la Olla en Guanajuato capital (Foto: Archivo)

Hoy nos referiremos a las obras que tuvieron y tienen que ver con la seguridad y sobrevivencia de los guanajuatenses, anteriores y actuales como nuestros bisabuelos y abuelos, realizadas dentro del periodo que comprende los últimos dos siglos.

Algunas construcciones de presas se planearon y llevaron a cabo con la finalidad de llevar agua a la población, por ejemplo la presa De La Olla, San Renovato, Pozuelos y en el pasado más cercano La Esperanza, La Soledad y La Purísima, además ahora se ha sumado la Presa de Mata.

En la primera época nuestra ciudad presentaba problemas de insalubridad notables ante la limitación del agua en nuestros hogares, nuevamente se marcaban las diferencias sociales, basadas entre quien podía pagar a las personas que llevaban el agua hasta las casas y quienes tenían que buscar la manera por sus propios medios de tener el vital líquido.

No hay duda que la diferencia en ese tiempo era muy marcada y la diferencia en una segunda época que hoy vivimos radica en una mejor distribución y al tener una mayor disponibilidad, también provocó que la justicia social se reflejara en el acercamiento de este servicio a familias de escasos recursos.

Hoy en día casi cualquier ciudadano con una ubicación cercana a los centros urbanos puede tener agua en casa. Incluso hoy se tiene la posibilidad de pensar en un futuro más halagüeño ante las diversas opciones que tenemos con las presas, la batería de pozos., Además de las normas de higiene que se aplican en la potabilización del agua por medio del SIMAPAG y los organismos de salud destinados a cuidar nuestra seguridad en lo que respecta a la calidad del agua que se nos surte.

No podemos escapar a las fechas que hoy tienen un gran significado en nuestra esencia como “mexicanos”, libres del yugo “español” y posteriormente de dictaduras férreas que hay que decir no del todo malas si hacemos referencia a las construcciones hidráulicas que nos dieron tranquilidad en relación a las inundaciones que nos azotaban constantemente.

Considero que una de las obras más importantes es el Túnel Porfírio Díaz, mejor conocido como El Cuajín, que hasta la fecha nos ha librado de un sinnúmero de posibles inundaciones.