Tunick, fascinado por Guanajuato, radicará en San Miguel de Allende un mes

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 20 de julio de 2012.- Tras señalar que las ciudades mochas en México son solo un mito, el fotógrafo neoyorquino Spencer Tunick, consideró que debajo de esa imagen mojigata y conservadora se mueve una corriente de libertad y en lugares como Guanajuato, que serían el colmo del conservadurismo, brillan los “rockstars”.

Spencer Tuncik volvió a Guanajuato para entregar fotografías a sus modelos (Foto: Archivo)

Con el objetivo de entregar las fotos a los guanajuatenses que le sirvieron de modelos desnudos en las plazas de la ciudad, el año pasado, Spencer Tunick volvió a Guanajuato donde ofreció una plática en el pequeño salón adjunto al Auditorio del Estado, acerca de la experiencia que fue su trabajo en San Miguel de Allende y en la capital del estado.

En el curo de la conferencia, a pregunta expresa sobre cómo logró la respuesta afirmativa de tanta gente para posar desnuda en la plaza del Zócalo, y así establecer un record, si se trata de un país recatado y conservador, el fotógrafo respondió que solo lanzó la convocatoria y la gente mostró mucho interés de participar” e inclusive hubo muchas personas que se quedaron afuera.

Con respecto a Guanajuato, señaló: “como en los espacios y rincones más conservadores del mundo, ahí es donde están los rockstars, es donde la gente está más expuesta y con más riesgo y ellos son la válvula de escape; por eso es el Festival (Internacional de Cine de Guanajuato) aquí; es una válvula de escape, es ese espacio de libertad”, comentó.

Tunick reveló asimismo que está fascinado con Guanajuato, y que está enamorado de la ciudad de San Miguel de Allende donde se quedará a vivir durante un mes gracias a una invitación de un amigo.

Durante ese tiempo, declaró que aprovechará para realizar algunos trabajos e inclusive los interesados podrán enviarle algunas fotos de muestra a la página web spencertunick.com, para que las revise y decida.

Aseveró también que le gusta trabajar más con la gente común y corriente que con actores o artistas, porque es difícil ponerse de acuerdo con sus representantes y las cosas se complican, por eso es mejor la gente común.

Luego de mostrar un video del trabajo que realizó el año pasado, al final de la charla, procedió a la entrega de fotografías a los modelos que asistieron.