Charamuscas y Trompadas

Compartir

EL BALCÓN DEL PALACIO. Más temprano que tarde los diputados locales esperaban la llegada del temido coronavirus a los corredores del Palacio Legislativo, que aunque se habían apertrechado con algunas acciones como la realización de las sesiones de comisiones y de Pleno vía remota, también se tomaron otras medidas como la disminución del personal al que despacharon a sus domicilios para que hicieran home office y solo dejaron algunas representaciones por área.

Además, se instaló un túnel con aspersión de un líquido desinfectante que se activa con un sensor de movimiento; toma de temperatura de los visitantes, por parte del personal de Seguridad y la disposición de gel antibacterial; limpiado de calzado en un tapete con líquido especial y uso de cubre bocas.

Pero no fue suficiente. 

YA LLEGÓ, YA ESTÁ AQUÍ y a pesar de la cuarentena obligatoria para el caso positivo, el serio temor de que haya más contagios no es descabellado, por lo que hay que redoblar los esfuerzos para romper la cadena de transmisión, sobre todo, porque los trabajadores de los grupos parlamentarios en su mayoría vienen de otros municipios en donde puede haber mayor o menor número de casos y las medidas de autocuidado pueden ser más relajadas, dicen los trabajadores de base.

Además hay que ver la conducta de las señoras y señores  legisladores y podría inferirse cuales de sus colaboradores son los que están con más cuidados y cuáles no, porque no están convencidos, porque se les olvida,  porque se sienten inmunes o porque ya compraron sus estampitas.

Así también  hay de todo. Hay quien usa careta, cubrebocas y gel, y hay quien la protección le viene guanga y solo le sirve de cubre papada, cubre labios o cubre nariz, así en lo individual.

No  hay que olvidar que la semana pasada se dio a conocer que de los 7 casos sospechosos de haber agarrado el bicho, 5 quedaron descartados y uno de los dos pendientes salió positivo.

EN VIVO Y EN DIRECTO. Por lo pronto la sesión de Pleno de este martes que servirá de colofón para el segundo periodo de sesiones del segundo año de ejercicio legal será rigurosamente en vivo y en directo desde el Palacio Legislativo, pero solo y únicamente a través de redes sociales, ¡Qué nervios!

Así que estarán –según afirman los de logística—únicamente los señores diputados, ni siquiera los acompañaran sus asesores ni secretarias o carga portafolios, al menos eso dicen.

¿Se imaginan? Sobre todo, porque entre curul y curul, no hay un metro y medio de separación, a menos que apliquen la fórmula del uno sí uno no y acaben ocupando hasta las butacas de los invitados. Donde se la pasan los asesores y personal de los grupos parlamentarios. La otra posibilidad es que no vayan.

Según el acuerdo entre los pendientes se desahogarán la posibilidad de la reelección de una magistrada del Poder Judicial, la elección de la diputación permanente y la clausura. Hasta ahorita.

¡Ah, cómo van a extrañar los legisladores el whatzapeo directo de la curul, para el mundo caray!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *