Charamuscas y Trompadas

Compartir

EL BALCÓN DEL PALACIO.-Varios de los diputados que se fueron a la aventura electoral, regresarán en FA, al Palacio Legislativo, sobre todo cuando el pueblo sabio, se encargó de restregarles en la cara su simpatía y su apoyo incondicional. 

A unos les fue de plano muy muy mal y en contraste a otros les fue muy muy bien. A los que les fue terrible y que nos quedan por acá en la región, es el diputado del Partido Verde Ecologista de México, Israel Cabrera Barrón,  que fue muy eficaz en mostrar como NO debe hacerse una campaña a menos de que el propósito sea perder estrepitosamente. 

De hecho, al corte de 96.8 de las casillas computadas no llegaba a los 2 mil sufragios, mientras que el candidato de Fuerza por México,  que evidentemente más que político es ciudadano de a pie, le sacaba más de mil votos, para alcanzar un porcentaje del 4.8 por ciento. ¿Se imagina?. Eso debe doler mucho. 

Algunos simpatizantes relacionan el castigo para el Verde por la alianza a nivel federal que establecieron con Morena,  que eso los haya arrastrado a la desgracia electoral, en un estado casi totalmente azul, por lo menos en los distritos locales, donde el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), anota 21 de 22 para los azules por uno marrón que es al que le corresponde Salamanca.  

IBARGÜENGOITIANAS. La voluntad ciudadana siempre se manifiesta públicamente para quien tiene ojos para verla, no para los políticos; hay un ejemplo que siempre queda bien para describir el poder y sus efectos en las personas. Sobre todo porque potencia y magnifica las virtudes y defectos de quien lo posee. 

Si alguien tiene por virtud la solidaridad, vean a esa persona siendo solidaria no solo con sus vecinos y su familia sino con su colonia y con su comunidad; en cambio, si es alguien ambicioso y prepotente, si llega al poder esos defectos se le amplificarán de tal manera que podrían acabar con él. O con ella. 

Es decir, el político que quiere marear a los demás queriendo demostrar que son los únicos con posibilidades de ganar una elección y que por eso ellos deben ser los candidatos,  el presente proceso les dejó una gran lección, no son imprescindibles  y menos necesarios para su militancia. 

Entre los casos podrían apuntarse varios, ¿usted a cuáles pondría? 

¿Cómo ve el caso de San Miguel?, luego de que los sondeos le daban muchos puntos de ventaja a Luis Alberto Villarreal, resulta que un priista –que no contrasta mucho con el propio candidato a la reelección panista—podría arrebatarle la presidencia municipal. 

Edgar Castro Cerrillo, es otro ejemplo del candidato que se roba la posibilidad de que su partido pueda evolucionar y tener mejores resultados, alejándose de él. Por eso los liderazgos, mejor se fueron a apoyar a otros contendientes. 

Y MIENTRAS TANTO EN LA ATENAS DE POR ACÁ. El que regresa  con una sonrisota de oreja a oreja, es el alcalde Alejandro Navarro Saldaña, quien retomó sus actividades en la presidencia municipal de Guanajuato. 

Regresa y tendrá que ir afinando cómo va a resolver los compromisos que hizo para que los ciudadanos, volvieran a votar por él; tiene que responder sobre todo cuando hay denuncias muy precisas sobre el desempeño de funcionarios que tendrá que ser corregido; no puede fingir amnesia en estos momentos, sino mostrar compromiso y que las cosas se van a hacer.  

Tiene que responderle al total de los habitantes de la capital, los que le dieron el espaldarazo y los que tendrán que padecerlo otros 3 años, porque no les gusta el tik tok. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *