Ronaldinho

Compartir

El balompié es un deporte de contacto y el más practicado y popular a nivel mundial, en Brasil cuenta con una gran tradición; para muchos niños, principalmente en ese país, su sueño es llegar a ser un jugador profesional, lo que no es nada fácil,  primero hay que demostrar aptitudes físicas y emocionales para este pasatiempo y después estar dispuesto a  todo lo que implica de sacrificio físico y mental y más en Sudamérica ya que desde mi punto de vista, es el segundo mejor futbol por detrás de Europa a nivel del globo terráqueo.

Ronaldinho fue un futbolista profesional de Brasil, es considerado uno de los mejores mediocampistas ofensivos, esta posición es importante porque construye y organiza el juego además de tener otra responsabilidad relevante, dar pases a los delanteros para hacer goles, eso no quiere decir que las demás posiciones no sean importantes, cada una cumple una función. Todos los aficionados que vimos  a este gran jugador en un rectángulo verde, quedamos asombrados con las habilidades, liderazgo y personalidad con las que contaba para este deporte.

 “El Brujo de Porto Alegre” como era conocido este fantástico deportista, perteneció a varios conjuntos y  vale la pena resaltar que en casi todos  los equipos donde  estuvo pudo ganar por lo menos un título, a mi parecer donde desplegó su mejor futbol fue con Fútbol Club Barcelona en donde estuvo más tiempo; además, el brasileño consiguió algo que casi nadie ha logrado y es ser reconocido en el Santiago Bernabéu por sus fanáticos, a pesar de ser contrincantes históricos.

En el año 2014 este atleta  llegó a nuestro país para jugar con el Querétaro Fútbol Club e incluso disputó una final en 2015, aunque no resultaron ganadores, pero sí  logró los aplausos del público en el Estadio Azteca.    

Como señalamos anteriormente, este personaje era tan bueno que ganó varios trofeos individuales, algunos de ellos son: balón de oro 2005, en dos oportunidades  mejor jugador de FIFA 2005 y 2004, entre otros.

Representando a su país logró lo que todo futbolista quisiera obtener, el trofeo que lo acredita como campeón del mundo en el Mundial de Corea de Sur y Japón 2002. La selección de Brasil es la que ha ganado en más ocasiones el mundial (en cinco oportunidades), 1958, 1962, 1970, 1994 y el antes mencionado 2002.

En la época de este gran futbolista había grandes jugadores como el mismo Ronaldinho Gaúcho, Iker Casillas, Raúl González Blanco, Zinedine Zidane y Rafael Márquez entre otros, que fueron impulsados por la difusión tecnológica que ha tomado un papel importante para poder lograr trascender y triunfar en todo el planeta.