Regresa operativo alcoholímetro, detienen a taxista con dosis de droga

Compartir

Guanajuato, Gto. Luego de meses suspendido el operativo alcoholímetro, fue retomado por las autoridades capitalinas el fin de semana, pero con una estrategia distinta en la que las personas que no pasan las pruebas de alcoholemia, pueden ser enviadas a su casa en taxi, entre otras opciones.

El alcalde Alejandro Navarro Saldaña, explicó a través de sus redes sociales que acudió al operativo para corroborar que los elementos aplicarán la nueva dinámica, en la cual se prioriza el NO arresto de las personas que no pasan la prueba.

Dijo que esto tuvo la intención de evitar molestias, enojos o malos entendidos a las personas a las que se les aplica la medición de grados de alcohol en su organismo, pues reiteró que este tipo de operativos no tiene el objetivo de recaudación, sino que tiene un propósito preventivo.

Navarro Saldaña explicó que las personas que no pasaron la prueba, se les dio la oportunidad de que un conocido pasara por ellos o en su caso se fueran en taxi a sus casas, para evitar el arresto.

Además, si iban acompañados la otra persona podía llevarse el coche, siempre y cuando contara con licencia para conducir. En caso de ir solos, se utilizó la grúa para llevarse la unidad al corralón.

Sin embargo, tendrán que pagar la multa correspondiente que es de tres mil 500 pesos, sanción que disminuyó, pues antes estaba en ocho mil 500 pesos. Además, si su coche se tuvo que llevar en grúa, también se tuvo que pagar ese costo que es de mil 500 pesos.

El operativo se montó en la glorieta UNESCO, por la zona de Los Pastitos, y aunque el alcalde reconoció que la gente usa los grupos de WhatsApp o redes sociales para avisar donde está instalado, el objetivo es prevenir accidentes, reiteró.

Como ejemplo puso a un motociclista que, al pasar por la zona, se cayó de su unidad y al hacerle la prueba de alcoholemia no la pasó. El límite de alcohol permitido en la sangre es de 0.39 grados.

Todas las personas que no la pasaron fueron llevadas con médico legista para determinar el nivel del alcohol en su sangre y proceder. Entre los resultados del operativo montado, se informó que se detuvo a un taxista a quien se le encontró un estuche con nueve bolsas de droga llamada cristal.

Fue en la glorieta de la UNESCO donde los policías le indicaron al taxista bajar la velocidad y uno de los dos pasajeros escondía algo entre sus piernas, en el asiento del copiloto.

Para evitar riesgos, se le marcó el alto total al conductor para llevar a cabo un revisión preventiva. Al pasajero ya mencionado se le encontró un estuche que contenía nueva dosis de presunta droga cristal y se le retuvieron un teléfono celular, 320 pesos en efectivo y varias bolsitas de plástico vacías.

Fortino, de 25 años, quedó a disposición del Ministerio Público, mientras que su acompañante, Gilberto, de 20 años, fue detenido por falta administrativa, al comportarse agresivo e interferir en las labores policiales.