Víctor Jiménez, dirigente de la Astaug (Foto: Especial)

3.9 el aumento salarial para los trabajadores universitarios de Guanajuato

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 28 de febrero de 2011.- Juan Manuel Oliva Ramírez, gobernador del estado, aprovechó la comida con los agremiados de la Asociación Sindical de Trabajadores Administrativos de la Universidad de Guanajuato (Astaug), para dar a conocer el 4.3 por ciento de aumento en general. Anunció que este año los trabajadores administrativos de la Universidad de Guanajuato recibirán un aumento del 3.9 por ciento directo al salario y un 0.4 por ciento a prestaciones.

Juan Manuel Oliva y Arturo Lara López (Foto: Archivo)

Oliva dijo que este incremento les permitirá irle dando la cara a las necesidades y por lo pronto en el procedimiento de asignación para viudas y jubilados y pensionados se está evitando el juicio y se está asumiendo como documento, la documentación del ISSEG para acelerar el proceso. También se informó que se acordó agilizar el proceso para que los jubilados de la máxima casa de estudios de la entidad reciban su pensión puntualmente.

A su vez, el rector general de la Universidad de Guanajuato, Arturo Lara López, señaló que durante la actual administración la Universidad ha tenido un crecimiento superior al 80 por ciento, con la creación de cuatro campus en toda la entidad. Lara López indicó que a pesar de que los incrementos al presupuesto de las Universidades Públicas, no es suficiente para cubrir todas las necesidades, “en Guanajuato las aportaciones han sido buenas”.

Lara López indicó que la institución no había tenido un crecimiento como el de ahora, por lo que agradeció sus gestiones en el ámbito federal al mandatario, ya que con ello la Universidad ha podido crecer el 80 por ciento en los últimos años. Finalmente el Secretario General del Astaug, Víctor Jiménez comentó que ante la crisis económica que se vive a nivel internacional, como sindicato van a continuar luchando porque los salarios de sus agremiados incrementen de manera real y se vea reflejado en los bolsillos de los trabajadores.