María José Bataller Álvarez

Antropóloga de profesión, lectora intensiva, aficionada a la historia, ajonjolí de muchos moles, melómana incansable, antojadiza estacionaria y flaneur involuntaria, hace malabares con todas sus pasiones y obsesiones con el propósito de lograr escribir algo aceptablemente coherente a lo que llamamos laberinto, que ya está viviendo su séptimo año de existencia. Le encanta responder puntualmente su correo electrónico en el cual recibe gustosa dudas comentarios, sugerencias y lo que sea la voluntad de los remitentes. Prueben con majobatal@gmail.com
Elección

Elección

Hace un par de días un amigo me comentó que se encontraba en conflicto con

REPETIDO

REPETIDO

Ese momento incómodo en el que estas resolviendo un examen de opción múltiple, sintiéndote totalmente

Sin agua

Sin agua

Escribo esto mientras afuera cae un aguacero desde hace varias horas y podría quejarme de

El metro

El metro

Lo ocurrido recientemente con el metro me rompió el corazón, no porque conociera a ningún

Dulce azar

Dulce azar

He estado pensando en todos aquellos objetos, situaciones o personas que llegan a nuestras cotidianidades

El mar no se va a ir

El mar no se va a ir

Me encanta el mar, lo vemos ahí infinito y azul, inabarcable, casi inacabable, misterioso en

Conejos, personas

Conejos, personas

Anda circulando  por estos días un video de animación donde un conejo es utilizado para

Jalón de orejas

Jalón de orejas

Siempre tan concentrados en trabajar o en cumplir o en gozar, tan importante como las

Encumbrar el tedio

Encumbrar el tedio

Para A, que si sabe divertirse Todos hemos pasado por ahí, estar en ese lugar

Combinaciones

Combinaciones

Me da un poco de risa encontrar a quien proclama ser el “único” el cualquier