Charamuscas y Trompadas

Compartir

EL BALCÓN DEL PALACIO. Pues sí, después de la tercera sesión del Pleno  de la Cámara de Diputados, de manera remota y virtual como que da gusto que le vayan encontrando el modo a las nuevas tecnologías para hacer uso eficaz de estos “nuevos modos” de comunicación.

Lo cierto también es que el show que han ofrecido y que se prevé hasta el final de esta experiencia digital, es el mismo que ofrecen de manera presencial. Los enfrentamientos de Morena y el PAN, para no hablar de diputados en específico,  ha sido la constante.

Ahí vemos a algunos legisladores que se han convertido en férreos voceros de la federación y del Jefe del Ejecutivo nacional  y otros del gobernador y sus políticas públicas y ¡gánenles!, así lo que dejan en claro es que el producto es el mismo con envoltura nueva, nada más.

EL MES ENTRANTE ¿SERÁN SESIONES DE DIPUTADOS PRESENCIALES?.  Al parecer el tema de que los diputados estén considerando volver al Palacio Legislativo,  a sus amadas curules va en serio… pero como que nadie contaba con las astucia del COVID-19, que ha obligado una y otra vez a las instituciones a ir modificando planes y fechas, también lo hará con los legisladores locales.

El acuerdo de la Junta de Gobierno y Coordinación Política,  si usted recuerda,  era que llegando el mes de junio ya los diputados podrían volver al Palacio e incluso habría sesiones de Pleno hasta de a dos veces por semana, para ponerse al corriente.

Sin embargo, al parecer ni el coronavirus ni las medidas de prevención lo permitirán, ¡ya veremos!.

LA ESENCIA DEL PROTAGONISMO. Quedó muy claro que muchas de las integrantes del Ayuntamiento capitalino, ya están hasta el cepillo de los ataques de protagonismo que les pegan de vez en diario a algunas de sus compañeras.

Dejaron sola a la regidora Margarita Rionda Salas,  en la sesión exprés a la que convocó de última hora esta semana; los pretextos de ausencia no faltaron, además se han encargado de hacerle llegar el mensaje de manera clara y contundente, del “así no Margarita”.

El tema es que no crecen ni aprenden y menos si no hay ganas de hacerlo.

LOS ZAPATOS RECHINONES. Alguien compartió que nuestros políticos locales, están tan necesitados de atención que serían capaces de mandar sus zapatos con los zapateros remendones, para que los hagan rechinar, porque no les gusta nada que la gente no se dé cuenta cuando llegan a algún lugar y nadie los pele. ¿Será?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *