Cambio climático

Compartir
Refinería (Foto: Especial)

Este tema es de una gran relevancia, y hasta el momento no refleja entre la población en general su importancia. Hablar de cambio climático es referirse a una serie de alteraciones en la Tierra que repercuten poco a poco en la calidad de vida de los seres humanos y del resto de los seres vivos con los cuales se comparte este maltrecho planeta.

Afortunadamente, en tiempos relativamente recientes un gran número de países se involucra en esta problemática, los cuales hasta hace poco le daban mayor importancia a su industria y lo que esto representaba en lo económico. Los Estados Unidos de América, China, India y algunos países de la Ex Unión Soviética, afortunadamente, y en forma gradual se suman a los esfuerzos de la comunidad internacional.

Vale la pena mencionar que los Estados Unidos de América, sin ser el más poblado de la Tierra, sí es el primer lugar en la generación de contaminantes denominados de origen antropogénico por ser producidos en la diversa industria. Por fortuna, los criterios de su gobierno han cambiado y ahora se refuerzan después del derrame de petróleo en el Golfo de México.

Debemos recordar que no toda la problemática de cambio climático se debe a los seres humanos, existen una gran cantidad de factores de origen natural, como las emisiones que genera la intensa actividad en los volcanes y las variantes que se dan en el sol como la baja o alta intensidad del mismo que se refleja en mayor o menor energía hacia la Tierra. Se considera que los esfuerzos de la comunidad internacional son dignos y encomiables, pero en algunos casos tienen poco que hacer ante los ciclos naturales del planeta.

En nuestro país afortunadamente se inicia un esfuerzo apoyado por la embajada de la Gran Bretaña, al cual se suman hasta el momento 20 entidades federativas que reúnen a sus mejores especialistas en el tema y se refuerzan con algunos científicos extranjeros. El organismo que incuba este esfuerzo es el Servicio Meteorológico Nacional, que con datos confirmados de toda la red de observatorios y estaciones climatológicas de nuestro país confirma el calentamiento, con efectos negativos todavía por ocurrir.

*

Nativo de Guanajuato, se inició en la meteorología a la edad de 17 años con Luis Miguel Campos Castillo. Trabajó con el Ing. Miguel Izaguirre Mendoza responsable de la meteorologia, sismologia y astronomía de la UG. Fue jefe del observatorio ante la ahora desaparecida SARH. Su formación la adquirió con el Servicio Meteorológico Nacional y dentro del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua con sede en el estado de Morelos. Ingresó a la CONAGUA en 1991 y hasta el 2007 como instructor y jefe del Observatorio Meteorológico de Guanajuato. Forma parte del personal de la UG desde 1982.