El agua, poderosa herramienta política

Compartir

Después de analizar este año en términos de la lluvia ocurrida, nos damos cuenta de lo indefensos e incapaces que somos ante un periodo con una de las mediciones más raquíticas de la historia en Guanajuato y la mayor parte de las mesas central y norte de nuestro país.

Hoy que estamos por concluir el año en términos cronológicos los registros apenas se acercan a los 500 milímetros de altura, nos damos cuenta que las captaciones en los varios embalses locales, regionales y estatales tan limitados hoy dan fuertes dolores de cabeza a las diversas instancias que tienen que ver con el manejo del agua.

No hay duda que ante un año tan magro en las lluvias que ocurrieron, existen fuertes presiones en la población, situación muy difícil de manejar ante toda esta tragedia que golpea fuertemente a los sectores más pobres y que ante autoridades con una gran incapacidad y faltos de imaginación, esta problemática se agudiza.

Hoy podemos culpar al cambio climático, pero no cabe duda que todas las obras que no se han realizado tienen un gran porcentaje de responsabilidad ante este negro panorama para el año venidero. En fin, los que manejan toda la problemática hidráulica de la entidad tendrán que pensar, estudiar alternativas como el tener programas de desazolve, considerar los pozos de reabsorción, darle un segundo uso al agua tratada y por supuesto buscar sanear la mayor parte de las aguas negras que producimos en las ciudades y dar un fuerte impulso a la educación en el uso del agua.

La cultura del agua es el nombre que dan pomposamente los responsables de su distribución ante la población, una población con un muy bajo conocimiento de lo grave que puede resultar la falta de este vital líquido que hoy como siempre y como una necesidad apremiante resulta ser en verdad vital para desarrollarnos en un ambiente sano y sin las posibles epidemias que esto pudiera derivar.

En fin, se debe considerar llevar un control del agua por distribuir y buscar en lo posible guardar agua para el futuro en el subsuelo que es donde este elemento tiene menor posibilidad de ser contaminado y no sufre de la intensidad de la radiación que provoca una gran evaporación.

No hay que olvidar que Guanajuato pertenece a una cuenca y que le obliga a dar un buen volumen del agua que se almacena en los diversos vasos de captación por lo tanto esto se convierte en un elemento de discusión y en consecuencia en un tema político.

*

Nativo de Guanajuato, se inició en la meteorología a la edad de 17 años con Luis Miguel Campos Castillo. Trabajó con el Ing. Miguel Izaguirre Mendoza responsable de la meteorologia, sismologia y astronomía de la UG. Fue jefe del observatorio ante la ahora desaparecida SARH. Su formación la adquirió con el Servicio Meteorológico Nacional y dentro del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua con sede en el estado de Morelos. Ingresó a la CONAGUA en 1991 y hasta el 2007 como instructor y jefe del Observatorio Meteorológico de Guanajuato. Forma parte del personal de la UG desde 1982.