Seguirán las bajas temperaturas en la entidad (Archivo)

Confirma la Procuraduría de Justicia estatal primera muerte por el frío en la entidad, en la zona serrana

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 30 de noviembre de 2011.- En la ranchería El Tablón, enclavada en la zona serrana del municipio a unos 40 kilómetros de la ciudad, tuvo lugar el primer deceso por hipotermia en la entidad. La víctima fue un menor de 7 meses de edad, según confirmó la Procuraduría General de Justicia del estado.

La Sierra de Santa Rosa, en el municipio de Guanajuato (Foto: Archivo)

La dependencia estatal indicó que el dictamen de los médicos legistas concluyó que el fallecimiento del menor se debió al intenso frío que se registró la madrugada del martes, cuando el termómetro descendió a los 4 grados centígrados bajo cero, según el Centro de ciencias Atmosféricas de la Universidad de Guanajuato.

Los padres del menor, Claudia Isela Martínez Mares y José Antonio Rangel, al amanecer dieron parte a las autoridades del deceso ocurrido alrededor de la 3:45 horas de la madrugada: hasta entonces, porque no cuentan con vehículo ni teléfono celular. El reporte fue presentado en el transcurso del día en la Dirección de Seguridad Pública Municipal por parte de la delegada de la comunidad María Cristina Palacios Olvera y el padre del menor.

El cuerpo del pequeño, cuyo nombre era José Manuel, fue velado en una mesa envuelto en una cobija mientras sus familiares hacían oración. Al día siguiente, miércoles, fue sepultado en la comunidad de Santa Rosa con apoyo del gobierno municipal.

Raúl Morales Aguilar, director de Protección Civil de la capital, informó por su parte que la dependencia apoyó a la familia con ropa de abrigo y cobijas, ya que otros dos niños de 2 y 4 años de edad, respectivamente, también integrantes de esa familia, presentaban igual quemaduras en la piel a causa del frío.

El funcionario municipal comentó que en la Sierra de Santa Rosa están asentadas alrededor de 115 comunidades de las 202 que hay en todo el municipio, en la mayoría de las cuales la población vive en casas muy dispersas, lo que imposibilita a los habitantes estar en contacto ante una emergencia.