Rocha Cano titular del Instituto de la Mujer Guanajuatense (Foto: Archivo)

Guanajuato capital, el primer municipio del estado en contar con licencia de paternidad

Compartir

Carlos Olvera

Guanajuato. Gto. 24 de enero de 2012.- Iovanna Rocha Cano, directora del Instituto de las Mujeres de Guanajuato, anunció que la capital del estado será el primer municipio en la entidad y el tercero en el país en contar con la licencia de paternidad para los guanajuatenses, e indicó que solo falta la aprobación del Ayuntamiento.

Iovanna Rocha Cano, directora del Instituto Municipal de la Mujer (Foto: Archivo)

Explicó que el gobierno de la ciudad de Guadalajara implementó este apoyo para los padres de familia desde hace dos años, y también está vigente en la ciudad de Monterrey, donde es una prestación que tienen los padres de familia.

Rocha Cano, dijo que en el caso de Guanajuato ven con mucho gusto la iniciativa de la Comisión respectiva porque hay un interés fidedigno por parte de sus integrantes para sacar esta iniciativa, misma que favorecerá el involucramiento de los papás en el ejercicio de paternidad y que también favorecerá los núcleos sociales. “Sabemos que esta iniciativa se ha intentado proponer en varios municipios del estado, pero por diferentes motivos se ha quedado en el cajón”, señaló la funcionaria.

Asimismo comentó que de aprobarse esa iniciativa el día de hoy, solo el 5 por ciento de los trabajadores del municipio serían candidatos a hacer uso de esa prerrogativa, “porque estamos hablando de que prácticamente el 90 por ciento de nuestros compañeros ya tienen entre uno y dos hijos”

Señaló que también se está proponiendo que la licencia para los padres sea de 5 días hábiles, a partir del nacimiento de su hijo; y que para poder hacer uso de esa prerrogativa el padre tendrá que demostrar ante la instancia correspondiente el estado de gravidez de su pareja.

Por último, comentó que se están planteando 2 días de permiso para cuando hay problemas en el embarazo; de 10 a 15 días en parto múltiple o en caso de que el bebé nazca con algún tipo de incapacidad y 40 días en caso del fallecimiento de la madre.